DEPORTES

Querer es poder: el rugbier que jugó a todo para ser rugbier

Debutó en la primera de la U el pasado fin de semana después de pasar por varios deportes.

Publicada el Jueves 9 de Mayo de 2019



Querer es poder: el rugbier que jugó a todo para ser rugbier

Muchas veces en la vida, antes de encontrar nuestro norte, pasamos por muchos estados. Esto es lo que le pasó al joven Juan Manuel Lloveras quien luego de haber practicado varias disciplinas deportivas, recaló en el rugby -deporte que es tradición en la familia- y encontró su norte.

El último fin de semana, con tan solo 20 años, el "Juma" se calzó la camiseta de Universidad y se fogueó con los más experimentados de la máxima categoría del rugby local.

Hijo de Paula Castro y Gustavo Lloveras, Juan Manuel fue destacado por su papá en las redes sociales y tuvo gran repercusión porque, segúndijo Gustavo Lloveras, es "difícil escribir con la cabeza y con el corazón al mismo tiempo".

Y UN DIA LO LOGRO

El personaje de esta linda historia, es mi hijo Juan Manuel, o como le puso su abuelo Pelucho cuando nació "JUMA ". Y por qué el título, porque el sábado pasado debutó en la primera de nuestro querido club, la U de San Juan, contra Liceo de Mendoza, si bien ganamos, el resultado es lo que menos importa, por lo menos para mí. Les cuento que al JUMA todo le costó, inclusive desde pequeño. Nunca le gustó el fútbol, y en este bendito país, el no saber jugar o no saber de fútbol, es una " capitis diminutio ", y por tal motivo fue dejado de lado muchas veces, sobre todo en el Colegio, que la mayoría de sus compañeros en los recreos, jugaban al fútbol. Pasó por muchos deportes, como el hockey sobre patines, handball, basquet, natación, fútbol ( arquero por supuesto jaja ), hasta que llegó al rugby. En el rugby también sufrió algunos desaires, era del montón. Muchas veces no jugó ni un minuto y en otras tantas jugaba un ratito ( convengamos que nunca fue un dotado naturalmente para los deportes ), PERO SIEMPRE PUSO LO MAXIMO DE EL. No faltaba nunca a los entrenamientos, no salía la noche anterior si tenía que jugar al otro día, siempre estuvo dispuesto a viajar a Mendoza, sabiendo que quizás no jugaría ni un minuto; pero gracias a Dios, tuvo varios entrenadores que lo apoyaron y lo contuvieron en todo momento por ej. el Guille Barilari, el Cachi Arabel, el Guille Miodovsky, el Gordo Marinelli ( pido disculpas, si me olvido de alguno ), ellos conocían bien al Juma, sabían de su gran corazón, de su nobleza, y junto con nosotros, su familia, no lo dejamos que bajara los brazos, mejor dicho, él nunca bajó los brazos.

Esta es la historia del Juma," un soldado ", según sus entrenadores. Todo lo que le pasó, estoy convencido, lo terminó fortificando,Dios le dió la fuerza para seguir peleando. Tuvimos muchas charlas, en las que le intentaba explicar lo difícil que es ser entrenador, que todos quieren ganar, que los padres presionan a los entrenadores para ganar, y muchas veces, no advierten lo que sufre un chico que no juega o juega poco, sabiendo inclusive, que no juega como los demás. Con su madre siempre le decíamos, entrenate el doble, fortalecete físicamente y explotá al máximo lo que hacés bien. Nuestro gran orgullo como padres, es que jamás le hizo un reclamo a algún entrenador cuando no jugaba, jamás les faltó el respeto, nunca me dijo: Papá quiero dejar el rugby!!! y si, porque es su pasión, están sus amigos, sus primos, sus hermanos, su familia entera. Siempre tuvo en claro por cierto, sus limitaciones como jugador, de hecho nunca lo llamaron a un seleccionado, nunca lo convocaron al centro, en fin a nada. Y ese es el mayor orgullo que como padre podemos tener!!!!! y hoy el Juma, es sin querer serlo, un ejemplo para cualquier chico que quiera jugar al rugby o cualquier deporte, ya que con voluntad, sacrificio, perseverancia, RESPETO y sobre todo TEMPLANZA, se pueden concretar grandes cosas. Para el Juma, debutar a los 20 años en la primera de su club ( hoy en franco ascenso ) aunque sea unos minutos, y compartir un vestuario con quienes son sus ídolos, es un tremendo logro, algo impensado hace algunos años. Hoy tiene el reconocimiento de sus pares, algo que jamás le ocurrió. Está feliz jugando, entrenando, viajando, compartiendo los terceros tiempos con el Plantel Superior, y para nosotros, los padres verlo pleno, practicando el deporte que le apasiona, nos hace doblemente felices.-

Espero sepan disimular la redacción, no es fácil escribir al mismo tiempo con la cabeza y el corazón, no se puede redactar estando todo el tiempo emocionado. 
Te quiero mucho JUMA, a seguir luchando por más sueños.-
El Gusta



Escuchá El dedo en la llaga ONLINE

Ahora comúnicate con nosotros vía Whatsapp - 2644586173

El dedo en la llaga