DEPORTES

El belga acosador pidió perdón y pagó multa de 3 mil pesos

Es el ciclista integrante el equipo Deceuninck-Quick Step. Fue denunciado por una joven tras la burla en una foto.

Publicada el Martes 29 de Enero de 2019




El caso del supuesto abuso sexual por parte del ciclista belga Iljo Keisse a una camarera que lo denunció en la comisaría de San Juan el pasado viernes está archivado, según informa el equipo Deceuninck-Quick Step y lo cree el corredor, que ha pedido perdón en una conferencia de prensa ante los medios por hacer "un gesto estúpido del que me arrepiento en un estúpido momento".

El equipo informó de que, una vez oídas a las dos partes, el juez archivó la causa el lunes e impuso una multa económica "pequeña" al ciclista.

"Es muy desagradable estar en esta situación" comenzó el corredor. "Después de entrenar, a las 13 horas, tomamos un café, pagamos, dejamos una propina y al marcharnos nos hicimos una foto. Una más de las 500 que nos hacemos cada día. En un estúpido momento hice un estúpido gesto del que me arrepiento, pero no la toqué". 

Keisse continuó así su relato: "En ese momento no hubo reacción de la chica. La dijimos adiós y volvimos al hotel. No ha sido la mejor broma que he hecho en mi vida, pero tampoco soy un criminal. No la toqué", insistió Keisse.

Consciente de que había metido la pata, el rodador de 36 años se dirigió al "mundo" para mostrar su malestar y arrepentimiento. "Estoy muy dolido por todo esto y quiero pedir perdón a esta chica. Cometí un error y no volverá a suceder", prometió. "Quiero pedir perdón a la gente que se haya ofendido, a la organización de la carrera y al equipo".

"Me he sentido tratado como un criminal. Entiendo que no estén siendo días fáciles para la chica, pero yo también tengo familia e hijos", añadió Keisse, que siempre se ha sentido, como uno de los más veteranos, un corredor de "peso" en el equipo que le obliga "a ser ejemplar".

Pese a los rumores e informaciones tendenciosas en las que se decía que Keisse había ido a pedir perdón a la camarera, esto no sucedió. "Estamos en la carrera, era difícil encontrar el momento de ir. Cuando fui a la policía consideré ir a la cafetería y pedirla perdón. Lo haré lo antes posible", aseguró Keisse.



Escuchá El dedo en la llaga ONLINE

Ahora comúnicate con nosotros vía Whatsapp - 2644586173

El dedo en la llaga