DEPORTES

Educación física: ¿Qué sucede después de los 40?

Por Franco Merenda.

Publicada el Domingo 10 de Febrero de 2019



Educación física: ¿Qué sucede después de los 40?

Con el tiempo es posible que haya notado cambios en su cuerpo. El envejecimiento puede seguir un patrón, pero con el ejercicio y una buena nutrición puede disfrutar al máximo de los años futuros.

El ejercicio después de los 40 años se encuentra recomendado como en cualquier otra edad. Sin embargo, durante esta etapa de la vida se torna crucial, tanto para los hombres como para las mujeres, debido a las alteraciones que el organismo va sufriendo. La actividad física debe ser practicada de manera regular y de forma adecuada para tratar algunos procesos de envejecimiento y proporcionar más salud, calidad de vida y energía.

Después de los 40 años algunas cosas cambian en el cuerpo, tanto en el hombre como en la mujer. Ambos ingresan en una fase en la que ocurren diversas alteraciones hormonales: en los hombres se reducen los niveles hormonales, en especial la testosterona y, en las mujeres se aproxima la menopausia.

Los niveles hormonales femeninos son disminuidos en el organismo, es decir, que los niveles de estrógeno tienden a bajar, surgiendo de esta manera diversas complicaciones como el riesgo de padecer enfermedades coronarias, depresión, ansiedad, problemas articulares, fatiga, incontinencia urinaria, reducción de masa muscular, aumento de grasa corporal y pérdida de masa ósea.

La actividad física tiene que estar prescripta fisiológicamente para cada persona, por eso a la hora de comenzar a realizar ejercicios es recomendable consultar a un profesional. Recordemos que tenemos un cuerpo para toda la vida y hay que cuidarlo de la mejor manera.

“Hay que tratar de vivir joven el mayor tiempo posible”.F

Franco MerendaAlumno estudiante del cuarto año del profesorado de Educación Física. Guardavidas. Tercer año de Derecho.

francoemerenda@gmail.com



Escuchá El dedo en la llaga ONLINE

Ahora comúnicate con nosotros vía Whatsapp - 2644586173

El dedo en la llaga